La muerte llega a Pemberley, P.D. James

Daftar Isi (toc)

TÍTULO: LA MUERTE LLEGA A PEMBERLEY
TÍTULO ORIGINAL: DEATH COMES TO PEMBERLEY
AUTORA: P.D. JAMES


Pemberley, año 1803. Han pasado seis años desde que Elizabeth y Darcy se casaron para crear un mundo perfecto que parece invulnerable. Pero de pronto, en la víspera de un baile, todo se tuerce.

Un carruaje sale a toda prisa de la residencia, llevándose a Lydia, la hermana de Elizabeth, con su marido, el desafortunado Wickham, que ha sido expulsado de los dominios de Darcy.

Sin embargo, Lydia no tarda en regresar, conmocionada, gritando que su marido ha sido asesinado...

Pemberley se zambulle en un escalofriante misterio.

(Fuente: Me gusta leer Ficha técnica completa aquí)


OPINIÓN PERSONAL

Mi paciencia con este libro ha sido infinita, casi me felicito a mí misma por terminarlo. Me lo compré hace un par de años porque me parecía interesante ver a los personajes de "Orgullo y prejuicio" metidos en una investigación criminal. Ya me imaginaba a Lizzy siendo avispada y buscando pistas y a Darcy formando un buen equipo con ella y analizando la situación... pero no, no es eso lo que me he encontrado. Aunque ésta no sea una obra de Jane Austen ni una continuación propiamente dicha, sí que diría que es necesario haberse leído "Orgullo y prejuicio" previamente, más que nada porque así ya tendréis claro quiénes son la mayoría de personajes y cómo es la relación entre ellos.

Mi primera queja: la sinopsis. Lo que pone el primer párrafo es cierto, lo que viene después es todo mentira.

"Un carruaje sale a toda prisa de la residencia, llevándose a Lydia, la hermana de Elizabeth, con su marido, el desafortunado Wickham, que ha sido expulsado de los dominios de Darcy. Sin embargo, Lydia no tarda en regresar, conmocionada, gritando que su marido ha sido asesinado..". --> Darcy y Elizabeth celebran un baile anual en Pemberley. Es una tradición que creó la madre de él y que decidieron mantener tras su muerte. Al parecer, es el evento más esperado del año y genera mucha expectación, pero no está invitado cualquiera. Debido a que Darcy sigue odiando a Wickham, ni él ni Lydia están invitados. Se menciona que Lydia pasa temporadas en casa de Jane, pero nunca de Elizabeth. La noche previa al baile, aparece un carruaje en Pemberley y todos se quedan estupefactos al ver bajar de él a Lydia en pleno ataque de nervios gritando que Wickham ha muerto tras recibir un disparo por parte de Denny (un soldado amigo de él). Ella llega acompañada únicamente por el que conduce el carruaje, así que hay que sonsacarles a ambos dónde están supuestamente Wickham y Denny. Por tanto, Wickhan y Lydia no fueron expulsados de Pemberley porque sencillamente no estaban allí ni se les esperaba.

Hasta la página 85 no sé sabe qué ha pasado exactamente ni las circunstancias del crimen que hay que investigar, así que no voy a entrar en detalles respecto a eso para evitar spoilers. Simplemente diré que hay un pequeño giro en los acontecimientos.

¿Qué es lo que se narra hasta la página 85? Pues un resumen excesivamente extenso de lo ocurrido en "Orgullo y prejuicio" (y después de la página 85 también hay diversos recordatorios a lo ocurrido en esa novela) y la descripción de cómo es ahora la vida de los personajes.

Yo lo de los recordatorios no lo entendí, y no me vale la excusa de que tal vez alguien no haya leído "Orgullo y prejuicio" o no recuerde bien la historia. Es como si te lees una continuación de una saga: no es lógico que lo hagas si no recuerdas nada de los libros anteriores. Si los recordatorios hubieran sido más breves, pues vale, lo acepto, pero es que se cuenta TODO lo que ocurrió en "Orgullo y prejuicio" y casi que se detalla más eso que la vida actual de Elizabeth, Darcy, Jane, Bingley, etc.

En todo caso, no niego que al principio me parecía bonita la parte del presente y que leía entusiasmada qué tal les iba a todos los personajes. Lo malo era cuando eso quedaba diluido por culpa de los recuerdos. Además, al ir avanzando, comencé a notar un distanciamiento importante entre determinados personajes y vi que sus actos no eran acordes con sus pensamientos.

Una vez que ya sabemos quién ha muerto y toca centrarse en la investigación, el libro comienza a perder interés a una velocidad vertiginosa. No porque el crimen cometido no tuviera interés, sino por la actitud de los personajes.

Elizabeth da la impresión de que no tiene sangre en las venas. Que Darcy y ella hablen es como un milagro divino, ya que por muy enamorados que digan que estén, apenas se cruzan. Yo no esperaba romanticismo, pero no me parece normal lo que la autora ha hecho con ellos. Son padres de dos niños pequeños y, por increíble que parezca, tienen establecido un horario de visita para acudir a verlos. Se habla de que hay un ala infantil en Pemberley y que tienen allí todo el día a sus hijos al cuidado de empleadas, así que es como si solo los hubieran tenido para asegurarse unos herederos. No puedo negar que me dolía ver cómo P.D. James había destruido a los personajes de Elizabeth y Darcy.

La investigación, si es que se la puede llamar así, es un tostón y se basa principalmente en analizar una y otra vez los mismos datos y testimonios. Elizabeth no aporta nada, así de claro, ella se limita a mantener el orden en Pemberley y ocuparse de los empleados. Ocasionalmente, cuando tiene tiempo libre en su apretada agenda, acompaña a Darcy, pero como no hablan, pues poco importa. Dicho de un modo claro: es un florero que ni siquiera quiere decir lo que piensa. En cuanto a Darcy, pues él es un atormentado. No sé a cuento de qué, pero le da muchas vueltas a su comportamiento en el pasado y, respecto al presente, pues salvo repetir una y otra vez la misma versión de lo que sabe del crimen (poca cosa, ya que solo es un testigo parcial), no hace nada más.


Ninguno de los dos es clave a la hora de resolver el misterio, y eso no os un spoiler porque rápidamente os daréis cuenta de que son meros observadores. El ritmo de la narración es pausado y no se ve que nadie quiera indagar más allá de las simples apariencias. En diversos instantes se da a entender que lo importante es analizar actos y hechos del pasado entre Wickham y Darcy, pero nunca me pareció que ahí estuviera la llave para resolver la incógnita principal.

Respecto al resto de personajes, sus papeles son muy poco relevantes de cara a lo que es el presunto asesinato. Georgiana, la hermana de Darcy, es mencionada sobre todo por una especie de triángulo amoroso que desde el minuto 1 se sabe cómo se resolverá. Eso sí, ella es de los personajes que más simpatía generan y no parece sumida en el estado de sopor en el que están los demás. También se habla de empleados de Pemberley y, viendo lo que aporta cada uno, es fácil distinguir a los decorativos de los importantes. Jane y Bingley son puro amor, ellos al menos sí que parece que no se casaron por interés y por eso disfruté con el cariño que demostraban tener el uno por el otro (aunque no hicieran gran cosa). Y el coronal Fitzwilliam... bueno, tenía que haber un listillo y la autora lo escogió a él. De Lydia, por muy esposa de Wickham que sea, no esperéis nada, ella sí que sigue siendo la misma insolente y caprichosa de "Orgullo y prejuicio".

En las últimas 80 páginas hay una ligera remontada. La trama gana agilidad y, aunque da la impresión de que absolutamente todos los personajes se tomaron un suero de la verdad y decidieron empezar a confesarlo todo, la lectura engancha más gracias a las pequeñas revelaciones inesperadas. Me vi venir quién era el personaje responsable del crimen, pero algunos detalles me resultaron inesperados.

No voy a recomendar este libro. Le he subido un poco la puntuación que pensaba darle gracias a lo de que el asunto se animó un poco en la recta final, pero está muy lejos de ser una novela de suspense adictiva. Si queréis darle una oportunidad, sois libres de hacerlo y realmente espero que os atrape más que a mí.

Valoración del libro: 3/10 "La idea no era mala, lo de meter a los personajes de "Orgullo y prejuicio" es una investigación criminal tenía mucho potencial, pero la autora no supo sacarle partido. Los personajes viven sumidos en sus recuerdos y tienen una actitud bastante pasiva. Darcy y Elizabeth están irreconocibles, no solo han perdido su encanto sino que no parecen ni enamorados. El caso que hay que resolver no tiene chispa e intuí con antelación parte de su resolución. Lo más positivo de esta novela es que el último tramo es más ameno de leer".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.
Find Out
Related Post

Ikuti Hotgirlsinc.com pada Aplikasi GOOGLE NEWS : FOLLOW (Dapatkan Berita Terupdate tentang Dunia Pendidikan dan Hiburan). Klik tanda  (bintang) pada aplikasi GOOGLE NEWS.